Select Page

En la era del marketing de contenidos (content marketing en inglés) se ha hecho cada vez más importante entender cuándo estamos utilizando imágenes para usos editoriales y cuándo para propósitos comerciales. Pero incluso si nuestros artículos son exclusivamente de carácter editorial, es importante tener presentes una serie de reglas antes de utilizar fuentes de imágenes gratuitas (como Unsplash o Flickr) o de pago en Internet (como los bancos de imágenes).

Muchas veces, cuando se ofrecen imágenes en Internet desde fuentes supuestamente gratuitas, no se detallan los riesgos asociados al utilizar estas fuentes. En algunos casos, un periodista bien intencionado que pudiera haber recurrido a estas fuentes puede acabar con un problema legal o, peor aún, extender el problema al medio para el que está publicando.

Antes de utilizar imágenes en cualquier artículo en línea, recomendamos conocer estas reglas de uso de imágenes para cualquier periodista profesional o bloguero.

Es necesario admitir que las leyes de derechos de autor son anticuadas para la era digital y que necesitan cambiar, pero hasta que llegue ese momento te recomendamos ser prudente con el uso de imágenes.

Regla 1: Conocer los dos casos de uso principales para imágenes: editorial y comercial

Para poder diferenciar cómo se pueden utilizar imágenes en Internet, tenemos que conocer primero los casos de uso que existen. Las imágenes o fotografías se pueden utilizar para una infinidad de casos de uso, pero todas las opciones serán de uso comercial, o bien, de uso editorial.

Uso Editorial

Los periódicos y revistas utilizan imágenes con fines editoriales. Una imagen con fines editoriales puede contener marcas registradas o personas sin necesitar de usos especiales para garantizar la libertad de expresión en muchos países del mundo. El uso editorial está muy delimitado en la mayoría de las jurisdicciones y no permite modificar las imágenes; en algunos casos obliga a referenciar al creador de la imagen y a la agencia que la proveyó. Las imágenes usadas con fines editoriales son exclusivamente para ese fin y no pueden ser utilizadas para usos comerciales o para usos sin ánimo de lucro.

Uso comercial

Cuando usas una imagen en un anuncio, en un producto que vendes (como una camiseta o un libro), o en cualquier otro uso comercial, hay una gran cantidad de elementos sobre los que aplican derechos de propiedad intelectual y son mucho más estrictos.

Regla 2: Las imágenes gratuitas de personas NO son gratuitas

Si una fotografía incluye un modelo, este debe firmar una autorización para el uso de su imagen. No es suficiente tener permiso del fotógrafo si no ha conseguido permiso del modelo también.

Aunque las leyes no son iguales en todo el mundo, en la mayoría de los países no se pueden utilizar fotografías para blogs personales o corporativos mostrando a personas. ¿Por qué? Porque si aparecen personas se le debe pedir permiso a los modelos antes de que su imagen circule en Internet.

Un aspecto importante para el uso de imágenes con personas es que la responsabilidad por el uso de estas imágenes no recae en el fotógrafo o las plataformas que las publican, como Unsplash, Pixabay, Flickr u otras fuentes similares, sino que la responsabilidad recae en el medio o el blog que publica la imagen. Si cualquier persona decide denunciarle por el uso no autorizado de su imagen la responsabilidad siempre recae en el editor.

Se pueden utilizar imágenes con personas de fuentes gratuitas, pero debe poder comprobar que el modelo ha firmado una autorización o que la plataforma confirme al menos si esa autorización se ha firmado. El problema para cualquier plataforma de fotografías gratuitas es que no es económicamente viable filtrar las imágenes que cumplen los diferentes requisitos legales, de entre todas las que ofrecen o son compartidas por sus usuarios.

Regla 3: Fotos gratuitas de edificios y sitios conocidos pueden tener restricciones 

La Torre Eiffel es el ejemplo clásico del uso de imágenes gratuitas para recibir una denuncia. La ley en Francia define que la Société Nouvelle d’exploitation de la Tour Eiffel, es la propietaria de los derechos de autor sobre la iluminación nocturna de la Torre. Esta empresa tiene que dar permiso para el uso de imágenes en las que aparezca la iluminación y sucede que persiguen activamente a las personas o empresas que infrinjan su derecho en todo el mundo.

Sí puedes hacer fotografías de la Torre Eiffel con la iluminación encendida cuando quieras, pero dependiendo del uso que le des a la fotografía (comercial o editorial) puede ser denunciado. En general, debes pensar que si estás vendiendo algo en tu página web, usar imágenes de este tipo puede generarte graves problemas. 

Regla 4: Fotos gratuitas de marcas y diseños reconocibles NO son gratuitas

Para el uso comercial de una imagen de cualquier marca (logotipos o diseños patentados, por ejemplo el logo de Coca-Cola o la imagen de un iPhone) y otros elementos que tengan derechos de propiedad intelectual, debe obtenerse previamente una autorización del propietario de esa marca o diseño registrado. 

Regla 5: Todo material fotográfico usado es responsabilidad del editor de un sitio web

Algunos piensan ¿pero si estas imágenes vienen de estas plataformas que comparten fotos, no deberían ellos comprobar que se pueden usar? Y la respuesta es que no, si además de ofrecer un servicio deberían asumir el coste de revisar e inspeccionar las imágenes sus modelos de negocio no serían viables. Estos servicios simplemente no cuentan con el presupuesto, y realmente tampoco tienen ninguna razón por preocuparse por este tema, porque la responsabilidad por el uso de cualquier imagen publicada recae en el medio de comunicación y no en el fotógrafo, la plataforma o el periodista por el uso incorrecto de una imagen.

Regla 6: ¿Pero las imágenes de Dominio Público no dan problemas, verdad? ¿y Creative Commons?

Después de todo esto podría pensar ¿pero las imágenes que están etiquetadas como de Dominio Público, Creative Commons Zero (CC0) o GNU sí que son gratuitas para todo el mundo, verdad? ¿Por qué no puedo usar esas imágenes? 

El problema de esas imágenes es que son subidas y compartidas en Internet por usuarios, y no sabemos qué saben estos usuarios sobre los derechos de autor y marca y que aplican a las fotografías. 

Muchas personas piensan que es posible compartir fotografías con estas licencias, pero no saben que no pueden regalar derechos de autor que no son suyos, y no pueden permitir el uso de la imagen de una persona sin que esa persona haya dado su permiso. Una persona que utilice cualquiera de estas licencias puede no conocer todas estas limitaciones..

¿Pero quién es el propietario de una fotografía? ¿No soy yo si la hago yo? ¿Puedo utilizar plataformas de imágenes gratuitas?

Sí, pero tiene que conocer las reglas de juego.

Unsplash, por ejemplo, es una fantástica fuente gratuita de imágenes que se pueden compartir y utilizar en un blog, presentación o cualquier sitio web, siempre que sepas qué criterios tener en cuenta para seleccionar la imagen

La imagen de un anochecer, un jardín sin objetos reconocibles, etc. deberían poder usarse sin problemas siempre que el fotógrafo haya dado realmente permiso para que su creación sea usada en el Dominio Público o bajo las licencias Creative Commons.

Fuente: sembramedia.org/