Select Page

¿Eres periodista SEO? El periodismo digital requiere que los periodistas tengan que hacer SEO. Emplear en la redacción periodística las técnicas de posicionamiento natural para los motores de búsqueda, no es una moda, es una necesidad. Ahora la información se crea, se distribuye y se consume en plataformas digitales. Internet, además, está repleto de un gran volumen de contenido y los periodistas necesitan que Google, ‘el gran contenedor de información’, indexe, posicione y ofrezca tus noticias frente a otras. Es decir, que los lectores encuentren nuestros trabajos informativos con facilidad cuando realicen una consulta en el buscador.

Por esta razón la redacción de contenidos periodísticos tienen que estar optimizada en SEO, lo que requiere aplicar las técnicas de posicionamiento web.

Si tu foco está en el lector, tienes que hacer SEO con una estrategia orientada a él. Tus contenidos tienen que hacerse los encontradizos cuando el usuario/lector realiza una búsqueda o consulta en Google sobre la temática o asunto que has escrito.

La profesión periodística es una de las que más se ha visto impactada por Internet. El soporte ya no es el papel, es digital. La información está en la Red. Se consume y se interactúa de manera diferente con la información.

Si sigues leyendo este post, a continuación te voy a dar algunas claves básicas y herramientas para una redacción digital optimizada para motores de búsqueda, así como algunas nociones de SEO de contenidos que toda periodista SEO debería dominar.

El periodismo digital ha traído una nueva forma de redactar la información. La gran transformación de la profesión periodística también ha supuesto un cambio sustancial a la hora de escribir piezas informativas. Los contenidos digitales se tienen que adaptar a los nuevos hábitos de los lectores, a los soportes y plataformas digitales, y sobre todo, a los motores de búsqueda que serán los encargados de ‘entregar’ la información cuando el usuario realiza una consulta. El periodista SEO, además de realizar las diferentes tareas propias de la profesión, tiene que optimizar el contenido de la pieza informativa para el posicionamiento en buscadores, también llamado SEO de contenidos, sin que esto suponga descuidar la calidad en la redacción.

Con el SEO, el periodismo no se desnaturaliza. La redacción digital optimizada se centra en que la información tiene que ser relevante, clara y concisa para el lector, pero además comprensible para el buscador.

Periodista SEO o el arte de redactar con eficacia en Internet

El SEO es uno de los hándicaps del periodismo digital. Esta circunstancia hace que la lucha por el clic y por aparecer en las primeras posiciones de los buscadores, especialmente en Google, genere prácticas de dudosa profesionalidad por parte de algunos medios de comunicación y periodistas como el clickbait que está cebando una de las crisis más profundas por la que está pasando el periodismo: la pérdida de credibilidad.

Los lectores digitales van a lo práctico; la lectura ya no es relejada, se prefiere lo funcional a lo estético. Cuando los usuarios de Internet están delante de una información prefieren que esta cuente con algunas características:

  • Estructura de contenido escaneable. Palabras destacadas en negrita, contenido estructurado con el criterio de que la información más importante esté en la parte superior, uso de subtítulos a modo de guía temática.
  • Contenidos informativos que les aporte valor frente a los comerciales. Que respondan al reclamo que ha hecho el título y que la información cumpla con las expectativas.
  • Textos concisos y bien editados. Si la información presenta dificultades en su lectura o no responde a las necesidades del lector, cuenta que te abandonará de inmediato (tasa de rebote).

El periodismo digital reclama la ‘pirámide invertida’

El modelo de ‘estructura de la información’ que propone la ‘pirámide invertida’ cumple funcionalmente con las necesidades y criterios del entorno online. Internet amortiza el modelo de la pirámide invertida porque refuerza la esencia de una información eficaz: el texto arranca con la información más relevante y esta se va desarrollando en orden decreciente de importancia a lo largo del contenido. La información importante va al principio y el resto se va desarrollando a lo largo del contenido a base de bloques temáticos.

¿Quién resucita ‘la pirámide invertida’ para la redacción digital?

En el 2008,  Roy Peter Clark, profesor del Poynter Institute (Centro de investigación y formación en periodismo de Florida),  reconquista el modelo de la pirámide invertida que había quedado en desuso, incluyéndola en un listado de “maravillas del mundo periodístico”. Clark alabó sus funcionalidades porque responden a las necesidades de una noticia en Internet. Eso sí, con algunas adaptaciones.

La escritura en pirámide invertida es útil para los periódicos porque los lectores puede parar en cualquier momento y conseguirán aún las partes más importantes del artículo. Pirámides invertidas en el ciberespacio. 1996, Jacob Nielsen.

El periodista Guillermo Franco refuerza la tesis de la necesidad de emplear el modelo de la pirámide invertida porque tiene muy en cuenta la usabilidad, esencial en el entorno digital. Franco llegó a esta conclusión después de estudiar las diferentes investigaciones realizadas con la técnica eyestracking que analizan el comportamiento del usuario ante diferentes contenidos digitales a través del movimiento del ojo. Si te interesa en este tema te recomiendo la lectura del libro Cómo escribir para la web de Guillermo Franco.

SEO de contenidos, optimizando la información para la Red

SEO de contenidos son todas aquellas técnicas y procesos que favorecen que una información en concreto sea encontrada por los motores de búsqueda para que posteriormente los indexe con unos criterios que faciliten que el buscador los ofrezca al usuario en las primeras posiciones de los resultados de búsqueda.

El SEO no es una práctica oscurantista, propia de gurús o de especialistas con grandes conocimientos informáticos. Va más de sentido común y de conocer las reglas de juego. La eficacia del SEO de contenidos es incuestionable pero sus resultados no son inmediatos, son visibles a medio/largo plazo. Aunque se desconozca el complejo algoritmo del buscador Google con sus múltiples cambios, lo que sí sabemos es que su funcionamiento es:

  • Lógico y, por tanto, deducible.
  • Cuantificable porque se puede medir. Google tiene muy en cuenta algunos factores como la calidad del contenido, la popularidad del sitio web y factores técnicos (como el tiempo de carga, tipo de lenguaje HTML, etcétera). De todos los factores que afectan al SEO, la calidad del contenido es el que más peso tiene porque es el menos defraudable de todos.

¿Cómo se optimizan contenidos para SEO?

Para que los contenidos periodísticos estén en las primeras posiciones de los resultados de los motores de búsqueda previamente hay que respetar dos principios que para los buscadores son casi como un dogma:

  • Las palabras clave. Búsqueda y selección estratégica de las keywords. Importante tener en cuenta las tendencias de búsqueda y palabras relacionadas según la temática del contenido.
  • El contenido. Que sea originalde calidad, que aporte valor, atractivo y genuino y que su extensión sea superior a 300 palabras.

 

También hay que trabajar algunos elementos que forman parte del contenido digital:

  • Los enlaces.
  • Las URLs amigables o URLs semánticas .
  • La optimización del contenido multimedia: imágenes, gráficos, infografías, vídeos, audios, etcétera.

A continuación, voy a abordar estos cinco aspectos que se tiene en cuenta en del SEO de contenidos.

Las palabras clave o keywords 

Las palabras clave son fundamentales para los buscadores. Cada página de nuestro sitio web o cada post está relacionado con una keyword (o con varias) que tendrán que competir con las de otros contenidos si desean posicionarse mejor. A la hora de escribir hay que pensar obviamente en los lectores pero también en cómo se va a posicionar este contenido. Diseñar previamente una estrategia de palabras clave, es primordial.

No olvides: Distribuye la palabra clave a lo largo del texto para que quede equilibrado. La keyword debe estar como mínimo en el título, en los encabezados (subtítulos), en el primer párrafo y final del texto.

¿Cómo se eligen las palabras clave?

Antes de escribir sobre un tema hay que asegurarse cuál va a ser la palabra clave para trabajar el contenido en función de ella. Hay varias herramientas gratuitas que ayudan a afinar en la identificación de estos términos y en sus variaciones.

  • Planificador de palabras clave o Keyword Planner. Es una herramienta de Google Adwords. De manera avanzada Keyword Plannner analiza la relación de visitas y la competencia de una palabra clave en cuestión ¡Imprescindible consultarla!
  • Google Trends. Una vez analizadas y filtradas  las palabras clave que nos interesa en base a los criterios de mayor volumen de búsquedas mensuales y menor nivel de competencia, Google Trends determinará si esa palabra escogida es la adecuada. A veces, la elección de una palabra te la puede jugar. Con Google Trends puedes evitar errores muy tontos pero que hacen perder mucho dinero y tiempo. Poder analizar la tendencia de esa palabra clave es primordial. Saber si su tendencia es creciente, no creciente o estable, es estratégico.
  •  Teoría Long Tail. Esta teoría se sustenta en que las palabras genéricas (las más buscadas por los usuarios) no son las ideales para posicionarse por ellas, a pesar que se pueda creer lo contrario. Uno de los motivos es la gran competencia. Hay que apostar por palabras nicho que aunque parece más arriesgado, da excelentes resultados. El long tail es importante para el SEO porque es una especie de espía que te informa qué es lo que le interesa a las personas a partir de las búsquedas que realizan en el buscador.

La calidad del contenido es clave para el SEO

Contenido de calidad o contenido de valor. La estrategia de Google gira en torno al contenido de valor porque es el objeto de su servicio. Los usuarios del buscador acuden a él para que le proporcione la mejor información y que esta responda a sus necesidades. En Internet se pueden clasificar tres tipos de contenidos: el comercial, el de valor y el de relleno (que no aporta nada). Google sabe detectar cada uno de ellos y actúa en consecuencia.

Google siempre, siempre va a priorizar el contenido de calidad frente a todos los demás.

El contenido tiene que ser original, no copiado, ni duplicado y mucho menos plagiado. Con el algoritmo Panda, Google rechaza todos aquellos contenidos que estén duplicados o multiplicados con la lógica de que estos no aportan nada nuevo. El contenido duplicado es unos de los problemas más extendidos del SEO.  Hay que estar pendiente si nuestro contenido está duplicado tanto dentro como fuera de nuestro sitio web.

Para saber si en otra web han copiado tu contenido te recomiendo que lo compruebes con esta sencilla herramientasólo tienes que introducir la URL. Ten en cuenta que solo te comprueba el contenido de la URL, no la del sitio. Existen herramientas más avanzadas que hacen este cometido.

La importancia de los enlaces para el SEO

Los enlaces de un contenido junto con las palabras claves son los dos elementos más importantes que los buscadores consideran para posicionar. De hecho existen estrategias y tácticas para construir una red de enlaces que apunten al sitio web en cuestion, conocida como Link Building (o construcción de enlaces). Pero como todo en la vida, el abuso y las malas prácticas en los últimos años con el linkbuiding hicieron que Google reaccionara con el algoritmo Penguin, detectando y  penalizando acciones artificiales de enlaces.

El objetivo de Google es que su buscador muestre los mejores contenidos a sus usuarios, basándose en el criterio de la calidad. A pesar del Penguin, el linkbuilding es una estrategia SEO que mejores resultados da para el posicionamiento en buscadores, pero siempre va a estar muy vigilada por Google. La tendencia es el linkbuilding natural que consiste en una serie de técnicas de generación de enlaces naturales para que nuestro sitio web gane popularidad alimentándose de la autoridad de la página de origen.

En un contenido digital hay varios tipos de enlaces:

  • Enlaces internos: Son aquellos links que dirigen a otra sección o contenido en el mismo sitio web. Este tipo de enlaces son estratégicos porque sirven para promocionar contenidos internos (publicados hace tiempo) y además ayudan al contenido recién publicado que obtenga autoridad.

 

Recomendación SEO: en cada artículo tiene que haber al menos un enlace interno.

  • Enlaces entrantes: También denominados backlinks. Son aquellos enlaces de otro sitio que se dirigen a un contenido de nuestro sitio web. Google les da mucha importancia porque interpreta estos enlaces como una recomendación. Aquí radica el hard core de la estrategia de linkbuilding.  Este tipo de enlaces, por un lado, facilitan que los usuarios lleguen a nuestro sitio web desde otras páginas y, por otro, informan a los buscadores de cuántas páginas mencionan la tuya. Es precisamente este último parámetro el que tiene especial trascendencia en el posicionamiento en los buscadores.
  • Enlaces salientes: Esta es la ‘comida de los buscadores. Son aquellos links en tu web que llevan a otra. Enriquece la información con fuentes, biografías, con artículos que te hayan inspirado. Los enlaces salientes aumentan la reputación tu página en la red.

Los enlaces salientes en periodismo digital es una herramienta indispensable para enriquecer la información que se está dando o para citar la fuente de dónde viene. Es decir, la mejor vía para completar el contenido y ofrecer al lector información adicional. Google sabe apreciar este esfuerzo y si el enlace es natural, esto redundará en la reputación y por tanto en el posicionamiento SEO de la pieza informativa.

Es poco habitual que los medios de comunicación se enlacen unos a otros e incluso se mencionen cuando tiene que hacer alusión a una noticia publicada. Esta incomprensible práctica se debe a la ignorancia y/o a una competencia mal entendida. El foco tiene que estar en el lector: cuando más se enriquezca la información a través de enlaces, mayor valor y calidad tendrá el contenido.

  • Enlaces rotos: Son aquellos enlaces que lleva a una URL que no encuentra, y puede ser por varios motivos. Un enlace roto también es conocido como error 404.  Esto hay que evitarlo por todos los medios porque es lo peor que te puede pasar para el posicionamiento SEO. Google penaliza los enlaces rotos; ¡entiéndelo, le estás haciendo trabajar en balde! Aquí te dejo un post con algunas herramientas para detectar los enlaces rotos.

Anchor text natural o texto ancla 

El anchor text es el texto clicleable con el que se enlaza a otro contenido dentro o fuera del sitio web.

El anchor text es muy importante y estratégico para el SEO. Cuida con estrategia la elección de palabra o texto ancla. Hay que esforzarse para que el anchor text tenga relación con el contenido al que dirige. Si no sería un fraude.

Consejo para utilizar con estrategia en anchor text. Si quieres posicionar una información con una/s palabra/s clave es mejor que esta no la utilices para enlaces externos. Aunque te parezca mentira es una práctica muy habitual. Con esto estarías ayudando a posicionar el contenido de destino con la palabra clave que has escogido: sería lo mismo que pegarte un tiro en el pie, ¿no crees?

URLs semánticas o URLs amigables afectan al SEO

La URL o Uniform Resource Locator (del inglés, localizador de recursos uniforme) es la dirección de internet que te lleva a una web y/o contenido. Esta URL tiene que estar optimizada porque ayudará a posicionar. Ahora las urls pueden ser comprensibles por los usuarios porque se pueden editar con facilidad desde el CMS. Cuida que sea descriptiva, sintética y concisa y, obviamente que incluya la palabra clave. Las palabras que conforman la URL tienen que estar separadas por guiones. La extensión de la URL también condiciona, por tanto, evita que aparezcan artículos, preposiciones, caracteres extraños como las tildes, diéresis.

Optimización del contenido multimedia

El multimedia está de moda; es de los contenidos más consumidos por los usuarios. El líder de los formatos multimedia es el vídeo, pero las imágenes, ilustraciones, gráficos, audios, podcats, infografías… siguen siendo también muy relevantes ¿Crees que hay que descuidarlo y perder esta grandísima oportunidad? Obviamente no. El periodista SEO debe dedicar un esfuerzo adicional para optimizar este tipo de contenidos para los buscadores porque las arañas aún no los reconocen.

Los archivos multimedia contienen unos elementos editables llamados metadatos que hay que optimizar para SEO. En las imágenes hay que optimizar para buscadores la etiqueta [alt] o texto alternativo. Se trata de hacer una descripción de la imagen, sin límite de caracteres ni de palabras. Lógicamente, en ese texto se tiene que utilizar la palabra clave.

Recomendación: Redimensiona las imágenes antes de subirlas al CMS. Te propongo que indagues sobre cuáles son las claves imprescindibles del SEO para imágenes y sobre las estrategias de videomarketing para posicionar vídeos de Youtube.

Ser periodista SEO es ser un profesional que se ha adaptado a las nuevas necesidades que tiene la profesión. Ser periodista SEO es hacer todo lo que esté en tus manos para que tus trabajos informativos no se queden ‘enterrados’ en el maremágnum de información que hay en la Red. Gracias a las técnicas SEO on-page o SEO de contenidos se puede conseguir aumentar la visibilidad de los contenidos y que se mantenga su posicionamiento web durante tiempo. Esto sólo se consigue si se trabaja con método y estrategia. No permitas que las prisas propias de la profesión trabajen en tu contra. Ser periodista SEO solo depende de ti.

Fuente: gemmaalcala.com